MEDITACIÓN PARA ELIMINAR LA ADICCIÓN


Esta es la verdadera cara de la Adicción. En realidad nunca la sientes
de esta manera, pero hay algo
horripilante en su sonrisa de auto-gratificación. El
problema es que aunque tú sabes que tienes una adicción, no puedes dejarla.

No importa qué tipo de adicción sea, bien a los juegos, a la
pornografía, al sexo, a la tecnología, a la informática, al simple tabaco o
la gran adicción al dinero y tal vez al éxito.

Marcarse propósitos de enmienda no funciona, y
nunca hay suficiente disciplina como
para resistirse a la llamada del vicio, que siempre parece ser tan inocente.

La solución más perfecta al problema es la Vipassana, pero ello requiere de
uno mismo una gran disciplina y, si está en conflicto directo con la
adicción, la adicción ganará.

Lo que necesitas entonces es una forma de meditación más simple y menos compleja
que ataque directamente al problema. Pero, ¿cuál es el problema? Nunca
es la adicción en sí misma.

Siempre hay diferentes capas en el problema, como si fueran diferentes
pieles que tienen que pelarse una a una hasta que la verdadera cara
de la adicción se muestre tal como es.

Cada meditación elimina una capa, pero uno mismo no puede proceder al
siguiente nivel hasta que el anterior se haya completado con éxito.






VERSION IN ENGLISH

This is the face of Adiccion. It never actually feels like it, but there is horror in the smile of self gratification. The problem is that although you know that you have an addiction you cannot let go.


It does not matter what sort of addiction it is gambling, pornography, sex, tecnology, informatica, simple tobacco addiction of the great addiction to money and perhaps success.

Resolutions do not work and no amount of discipline can withstand the call which seems really so innocent.

The most perfect resolution of the problem is Vipassana, but that takes in itself great discipline and if it is direct conflict with your addiction, the addiction will win out.

What you require is a simpler less complex form of meditation that directly attacks the problem. But what is the problem, for it is never the addiction in and of itself.

There are always several layers to the problem like different skins and slowly they have to be peeled of one by one until the face of addiction is finally seen for what it is.

each meditation strips away a layer, but one cannot proceed to thr next level until the previous has been completed with exit.