MEDITACIÓN PARA CRISIS GRAVE



Sé el tormento que representa una crisis en la vida de las personas, para las cuales es imposible limpiar su mente de pensamientos dolorosos. Si tú eres uno de ellos, sabes que no importa lo que hagas, no hay escape. No puedes dormir, ni olvidar, ni escuchar música ni salir a pasear. Nada funciona, y tu mente va girando alrededor de pensamientos ilógicos, llena de preocupación y duda.

Sabes por lógica que esto es una locura y que esos pensamientos no tienen fundamento, pero continúa la sensación de que una cosa terrible está ocurriendo y de que las cosas son desagradables y están  fuera de control. Hay miedo al futuro y aparece dolor físico que acompaña a las dudas.

En algunas ocasiones extremas piensas que incluso puede ser mejor la muerte. En efecto, es imposible vivir así.  Entonces, ¿qué puedes hacer?  Hay un método secreto. Un método para limpiar tu mente, no solo de este problema de ahora, sino de todos los problemas críticos que aparezcan, para siempre. Pero no es fácil de hacer. No se trata de simple relajación, porque eso solo sirve para el estrés y pequeñas ansiedades. 

El sistema es sencillo de entender: Sé como un corcho flotando en un río.

 El corcho no puede combatir en el río e ir contra la corriente. Tampoco le sirve al corcho intentar escapar de la corriente, porque siempre está en el agua tormentosa. El secreto del corcho está en no hacer casi nada, excepto ser un corcho flotando. Aceptar la corriente como es, pero balancearse ligeramente  en una dirección u otra hasta lentamente alcanzar la orilla o una charca tranquila.  Es decir, cuando hay crisis, no intentes cambiar nada.

 NO COMBATAS LAS COSAS EN TU MENTE

 No intentes reconstruir la situación. Acepta los cosas como son... es muy importante NO RESISTIR las cosas como parecen, con tu mente. No construir expectativas ni ideas falsas. No crees justificaciones ni excusas. No hagas nada con tu mente para combatir la situación.  Sólo con esa actitud no cambias nada, es cierto, pero tú no puedes cambiar nada si tu mente está en una tormenta y tu razón perdida. 

 TAMPOCO INTENTES ESCAPAR

 Esto también es difícil, pero si escapas pensando en otras cosas, o simplemente te lavas las manos de la situación, toda la tormenta queda bajo la superficie, esperando el momento de salir otra vez. Este pequeño descanso no funciona para nada, porque el problema crece en la oscuridad. 

Entonces el punto de equilibrio donde mantenerse es:

NO TE RESISTAS Y NO TE RINDAS

 Acepta las cosas como son. No aceptes las cosas con tu mente o con la razón. Simplemente trata de entender que tu sufrimiento y tormento no valen nada, no cambian nada, y solo hacen más daño, incrementando así la crisis.  Observa, si es posible, qué ridículo es sufrir. Eso es como es. 

 


Para mantener esta mente serena puedes usar el Mantra del Corazón, que puedes encontrar a continuación, y entiende cómo es de una manera más profunda. No te quedes en las palabras, intenta captar el sentido. No es fácil, pero tu crisis de hecho puede ayudarte, porque puedes descubrir algo mejor que el mundo en que vives en este momento, y mejor que el mundo de tus sueños.

Tu situación básicamente no es diferente de una Depresión, aunque en este caso, no hay una aparente causa específica para la falta de armonía y equilibrio. Equívocamente tu sistema piensa que hay problemas internos y que ésta es la causa. Eso es una diferencia entre crisis y depresión; porque la aparente causa de la tormenta es externa en una crisis, e interna en una depresión.  De hecho, la sensación de pánico en una crisis y una depresión, es nada más que un signo de desequilibrio, pero no específicamente interno o externo. Lo que ocurre en realidad es que cuentas con un sistema homeostático que puede enviarte un mensaje cuando hay un desequilibrio entre las Identidades y tu sistema natural. La sensación de CRISIS, al igual que la sensación de Depresión, es un grito interno buscando ayuda. El tratar de restaurar el equilibrio de una manera artificial y pasajera supone una tontería. 

Si tienes una depresión grave, hay varias opciones. Puedes hablar con un psicólogo, pero los problemas llamados psicológicos son de hecho más sociológicos que otra cosa. Hay personas que tienen fe en la medicina tradicional. Si es así, puedes aceptar el consejo y medicación de un psiquiatra. Sin embargo, para nosotros existen otras alternativas. No podemos aconsejar a ninguna persona que ignore la medicina convencional, porque en ese caso puede que vayamos contra el sistema legal, pero según nuestra postura, usar medicamentos contra la depresión no es consistente con nuestras ideas. Todos los aparentes problemas, que la medicina convencional llama enfermedades mentales, tienen sus raíces en una desconcertante desarmonía interna. Pero esta desarmonía es un desequilibrio entre los procesos internos y la aparente visión del mundo exterior. 

El punto de vista convencional es pensar que la normalidad social es lo correcto y que cualquier variación es un fallo. Desde el punto de vista de una sociedad que es como “Gran Hermano”, eso es cierto, pero el ser humano es antes que nada un ser humano, no un robot que pertenece a la sociedad.  Si tu sistema está sufriendo una crisis o depresión, es posible que el problema no seas tú mismo, sino la sociedad en su conjunto. Es posible que tu sistema simplemente esté en un conflicto contra tu propia vida y la manera en que vives.  Hay dos maneras de mirar el mundo: una es que el mundo es correcto y todo necesita estar en conformidad y orden con este mundo; la segunda manera es que el mundo es absurdo y ridículo, y que el sistema orgánico humano es correcto y no puede tolerar un mundo así. Si tu forma de verlo es la primera, entonces regresa al sistema con sus herramientas, y sigue sufriendo; pero si es la segunda, la única solución es ver la verdad, encontrarse a sí mismo, y aprender a cómo vivir dentro de un mundo ridículo, sin ser una parte de la locura. Creemos que muy pocas veces la primera interpretación sería la acertada y la mayoría de las veces la segunda sería más válida. 

Entonces necesitas mantener la misma actitud que ese corcho. Observa que tu mente está equivocada al permitir que tu Identidad controle todo.  No es fácil elegir correctamente cuando tienes una crisis o depresión, y cuando hay mucha presión para encontrar una respuesta rápida al problema.  Pero es mejor devolver el sistema a un equilibrio y armonía que sea natural.   

He mencionado que, contra una crisis, puede ayudar el Mantra del Corazón, que es una parte importante del Sutra Maha Prajnaparamita. “Maha” significa “grande”, y “prajna” significa “ido al otro lado”. Entonces nuestra explicación del corcho es muy apropiada porque eso es exactamente lo que queremos hacer, un gran viaje al otro lado. ¿Pero adónde vas? Ahora mira la palabra “paramita”. Esta significa “trascendente, o liberador”. En otras palabras, con el Mantra podemos viajar al otro lado donde hay algo trascendente.

 Cuando se transforma este concepto en una expresión elegante, se puede decir que es La Sabiduría (el viaje) Perfecta (a lo trascendental).  Pero también hay otro malentendido. Se llama el Mantra del Corazón de La Sabiduría Perfecta. El Corazón no significa “corazón físico” ni, en abstracto, “el centro de algo”. El Corazón es la Mente pura. En el Buda Dharma usamos esta palabra Corazón para distinguir la “mente manchada” de la “mente natural y pura”, el Corazón.  Entonces el Mantra es “un viaje de la mente natural y pura al otro lado, donde no hay sufrimiento”. 

 

Con depresión, claramente, el mismo Mantra sirve. Es un pequeño Mantra con gran potencia que puede crear la diferencia inmediata entre una actitud de rendición ante los aparentes problemas o enfermedades, y el darte cuenta de que en realidad tu crisis o depresión es un invento de la mente, y que te falta solo la respuesta adecuada.  



EL MANTRA DEL CORAZÓN

Un camino para aquellos con crisis o depresión grave



Comments