MEDITACIÓN TRANSFORMANDO EL DOLOR CORPORAL


Comencemos por entender que el dolor es un fenómeno natural y en realidad beneficioso, porque es una señal interna a la conciencia de que alguna parte del cuerpo requiere atención.

 

La pregunta frecuente hecha tras oír esto es por qué es necesario que el dolor sea tan intenso e insoportable. La respuesta es que no resulta insoportable en absoluto… La parte que resulta insoportable es un factor mental añadido generado por la cognición egocéntrica.

 

A esta cognición egocéntrica no le gusta el dolor… Lucha contra él y como consecuencia incrementa el estrés y la tensión, pareciendo que el dolor aumenta y se convierte en más intenso hasta a veces imposible de mantener. Como puedes ver, esto genera un círculo vicioso en el cual el dolor no se detiene sino que parece siempre ir a peor.

 

La solución médica es tomar analgésicos que bloquean los centros del dolor en el cerebro. Mientras esto es efectivo hay métodos más suaves y naturales de reducir e incluso eliminar el exceso de aparente dolor generado por la mente.

 

Un ejercicio preliminar 

 

Un ejercicio efectivo para comenzar es el método Levine.

 

Concéntrate en el área de la sensación que resulta dolorosa. Siente el dolor o la opresión, siguiendo en cada momento los cambios que surjan, notando el color, la intensidad, la temperatura, la frecuencia... Visualiza al cuerpo como un puño que quiere aislar el dolor y no sentirlo. Deja que el puño empiece a abrirse alrededor de la sensación dolorosa. Siente la tensión y la resistencia del cuerpo que intenta cerrarse al dolor.

 

Sigue abriendo el puño. La más mínima resistencia puede resultar dolorosa. Ábrete. Ablándate. Deja que el puño se abra, momento a momento. ¿Por qué apretar este dolor un minuto más? Visualiza el dolor como una brasa dentro del puño. La carne del puño cerrado se quema con tanto dolor. Ábrelo. Visualiza cómo la palma de la mano se ablanda, cómo los dedos se aflojan.

 

Dentro del cuerpo el dolor empieza a flotar y fluir libre. Nota cualquier miedo que esté asociado con la liberación del dolor. Reconócelo y deja que se vaya por sí solo, sin esforzarte. Deja que la tensión se disuelva. No intentes agarrar el miedo ni el dolor. No los rechaces. Déjalos estar. Deja que floten libres, sin tensión, suavemente, dentro del cuerpo abierto, blando y sin resistencia. Permanece en ese estado de ecuanimidad durante el tiempo que quieras.

 

Ahora que puedes ver que el dolor se controla con la mente, entonces quizás puedes entender que el dolor puede experimentarse por la mente en realidad como placer. Una vez dicho esto, examinemos el dolor natural primero y veamos que el convertir este dolor en placer es simplemente ver el beneficio de esta realimentación como una ayuda en saber dónde existe el problema, y aparte de plantear curas reguladoras en marcha, te permite cambiar la conducta o encontrar una manera natural de resolver el problema original.

 

Examinando el dolor inducido mentalmente por la Identidad, sabemos que la mente puede generar lo que desee, así que se trata de una práctica interesante el convertir el dolor controlado por la mente en placer.

 

Puede parecer difícil al principio, pero te das cuenta que el sado-masoquismo es una manipulación mental precisamente de ese tipo, en que los practicantes inducen el dolor extremo en realidad con la finalidad de percibir el placer inducido mentalmente que se enlaza con lo anterior.

 

Ahora bien, no estamos interesados en esa conducta extrema que es un problema psicológico en sí mismo, sino sólo en demostrar que la Identidad puede controlar las experiencias de la mente.

 

Comprendiendo entonces que el dolor extremo que experimentamos es innecesario y generado por la mente, podemos ejecutar una meditación sencilla que permitirá al auténtico dolor ser atendido mientras que eliminamos la contaminación de la mente.

 

La Meditación

Como paso preliminar a la meditación debes realizar una simple prueba.

 

Extiende la lengua y con la punta de tu dedo índice roza ligeramente la punta de la lengua, tan ligeramente que la toca pero afloja el contacto constantemente. Has de intentar mantener ese contacto de la manera más ligera posible.

 

Házlo ahora antes de seguir leyendo durante un minuto.


Ahora la pregunta para ti es: aparte de los pensamientos involucrados en la tarea de mantener el contacto, ¿había algún otro pensamiento presente?

Si has realizado la tarea correctamente sabrás que no hubo ningún pensamiento en absoluto.  
 
Fue porque tu concentración en esta tarea era tan intensa que no había espacio para que entraran otros pensamientos.

 

Ahora eso es importante de entender, pues cuando hablamos de CONCENTRACIÓN en la meditación, estamos hablando de usar esa misma intensidad y ni una jota menos.  

 

Si lo tienes claro en ese punto, entonces la primera parte de la meditación es concentrarte sobre tu respiración.

 

Cuando inspiras, sé consciente de tu inspiración enfocando esa misma CONCENTRACIÓN UNIDIRECCIONAL sobre los agujeros de la nariz y detecta el sentido del tacto ligero en la pared interna cuando el aire pasa. Sé consciente también del contacto del aire en los agujeros cuando espiras con esa misma CONCENTRACIÓN UNIDIRECCIONAL.

 

Puedes ser consciente al mismo tiempo de una ligera incomodidad por el dolor, pero ignora esto y continúa la conciencia de inspirar y espirar. Con la mente así desligada entonces los componentes del dolor extra no serán operativos y el alivio será aparente. Cuando pares la meditación el dolor se habrá calmado hasta un nivel natural… Acepta ese dolor como natural y beneficioso. Cuando la mente entre una vez más para molestarte, entonces usa la inspiración y espiración para volver al estado del dolor natural.

 

Puedes ver entonces que es importante captar la primera arremetida del excesivo dolor controlado por la mente y empezar la defensa con la respiración inmediatamente.

 

Este es el método más efectivo y finalmente llegarás a tener tanta práctica que casi se convertirá en una rutina fácil, con el sistema entrando de manera natural, aun sin desear que comience la concentración en la respiración.




ENGLISH VERSION

 Let us begin by understanding that pain is a natural phenomenon y actually beneficial, because it is an internal signal to consciousness that some part of the system requires attention.

The question often asked then upon hearing this is why it needs to be so intense and unbearable? The answer is that it is nit unbearable at all... What is unbearable is an added mental factor generated by the egocentric cognition.

This egocentric cognition does not like the pain... It fights against it and as a consequence stress and tension increases and the pain appearsto increase and becomes more intense and at times impossible to sustain... This as you can see generates a vicious circle in which pain does not stop but appears t always get worse.

The medical solution is to take pain killers which block pain centres in the brain. While this is effective there are more subtle and natural methods to reduce and even eliminate the excessive apparent pain generated by the mind.

 


A Preliminary Exercise

One exercise which is effective to start with is the Levine method


Concéntrate en el área de la sensación que resulta dolorosa. Siente el dolor o la opresión, siguiendo en cada momento los cambios que surjan, notando el color, la intensidad, la temperatura, la frecuencia... Visualiza al cuerpo como un puño que quiere aislar el dolor y no sentirlo. Deja que el puño empiece a abrir alrededor de la sensación dolorosa. Siente la tensión y la resistencia del cuerpo que intenta cerrarse al dolor.

 

Sigue abriendo el puño. La más mínima resistencia puede resultar dolorosa. Ábrete. Ablándate. Deja que el puño se abra, momento a momento. ¿Por qué agarrar este dolor un minuto más? Visualiza el dolor como una brasa dentro del puño. La carne del puño cerrado se quema con tanto dolor. Ábrelo. Visualiza como la palma se ablanda, como los dedos se aflojan.

Dentro del cuerpo el dolor empieza a flotar libre. Nota cualquier miedo que esté asociado con la liberación del dolor. Reconócelo y deja que se vaya por sí solo, sin esforzarte. Deja que la tensión se disuelva. No intentes captar el miedo ni el dolor. No los rechaces. Déjalos estar. Deja que floten libres, sin tensión, suavemente, dentro del cuerpo abierto, blando y sin resistencia. Permanece en este estado de ecuanimidad durante el tiempo que quieras.



Now that you can see that the pain is controlled by the mind, then you perhaps can understand that pain can actually by the mind be experienced as pleasure.

Now having said that let us examine the natural pain first and see that turning this pain into pleasure is simply seeing the benefit of this feedback  as a help in knowing where the problem exists, and apart from setting aut regulating cures in motion, allows u to change behavior or find a natural way to resolve the original problem.


Examining the mentally induced Identity pain we know that the mind can generate what it will, so it becomes an interesting practice to convert the mind controlled pain into pleasure.

It may appear difficult at first, but when you realize that Sado-masochism is a mental manipulation precisely of that kind, in which practitioners actually induce extreme pain in order to perceive the mentally induced pleasre that the link with it.

Now we are not interested in that extreme behaviour which is a psychological problem in itself, but only in demonstrating that the Identity can control the m
ind experiences.

Understanding then that the extreme pain we experience is unnessecary and mind generated, we can actually perform  a simple meditation that will allow the true pain to be attended to while eliminating the mind contamination.


The Meditation

As a preliminary to the meditation you must perform this simple test.

extend your tongue and with the tip of the index finger touch the tip lightly... so lightly that it touches but constantly looses contact.  You must try to maintain that contact which is the lightest possible.

Do that now before reading further for about a minute.

Now the question for you is .... apart from the thoughts involved in the task of maintaining contact were there any other thoughts present?

If you have performed the task correctly you will know that there were none at all.

That was because your concentration upon that task was so intense that there was no space for other thoughts to enter.

Now that is important to understand, for when we speak about CONCENTRATION IN MEDITATION we are talking about using that same intensity and not one iota less.


If you are clear upon that point then the first part of the Meditation is to concentrate upon your breathing.

When breathing in be conscious of breathing in by focusing that same ONE POINTED CONCENTRATION upon the nostrils of the nose and detect the light tactile sense at the nostrils as the air passes out. Be conscious also of the air contact at the nostrils when breathing in with that same ONE POINTED CONCENTRATION.

You may be aware at the same time of a light discomport from the pain, but ignore this and contine the consciousness of breathing in and breathing out. With the mind thus disengaged then the extra pain componants will not be operative and relief will be apparent .... When you stop the pain will have subsided to a natural level... accept that pain as natural and beneficil and when the mind enters one more then once more use the breathing in and breathing out to return to the natural pain state.

You can see then that it is important to capture the first onslaught o the mind controlled excessive pain and start the breathing defense immediately.

This is the most effective method and eventually you will become so practiced tht it almost become routine and easy, with the system  entering naturally, without willing the breathing concentration to start.





Comments