MEDITACIONES PARA TRATAR EL DOLOR FÍSICO




Estas son meditaciones que ayudan a controlar el aparente dolor físico.
¿Por qué decimos "aparente"? Pues porque el dolor que experimentas en la
conciencia no es realmente el auténtico dolor.

El auténtico dolor es una experiencia natural del sentido
del tacto y forma parte del sistema regulador. El problema es que a
esta experiencia natural se le ha añadido una impresión totalmente mental y
exagerada. Esto amplifica la experiencia de dolor, hasta el punto en que
a veces se vuelve insoportable.

Claramente, si puedes separarlos y eliminar la parte mental, el Dolor se vuelve
soportable.

Este tipo de técnicas las utilizan en centros de tratamiento del dolor en EEUU, con enfermos
terminales, y también lo usamos en el Seminario Mahabodhi Sunyata.

Después de entender la naturaleza del dolor y la importante influencia de la mente, hay dos
posibilidades para practicar estas meditaciones:

* Sentarte todo lo recto que puedas, con los pies pegados al suelo y las
manos una sobre otra, con la izquierda debajo de la derecha. Pero si no
es cómoda, utiliza la mejor postura estable que puedas, siempre que no sea acostado.

* Entrar en la dinámica de observación del aliento que es común a todas
las meditaciones.


Presentamos aquí tres de las meditaciones más efectivas:



Comments