MEDITACIONES PARA EL BIENESTAR

Existen beneficios que surgen de la liberación del corazón. Si la meditación adecuada se repite, se desarrolla, se incrementa, si se hace de ella un hábito, si se hace de ella una base, si se experimenta, practica, y se inicia bien, son de esperar múltiples beneficios.


 Si la meditación es fragmentaria, tendrá resultados parciales solamente. Si es una práctica que profundiza hasta la médula, entonces tendrá un resultado profundo y pleno. Constituye una protección para uno mismo y para los demás, tanto para el cuerpo como para la mente. Conduce a gran estabilidad y salud mental. Nos permite obtener el máximo disfrute de esta vida y nos predispone a un destino óptimo para el futuro.


Es indudable que estos son beneficios verdaderamente deseables en cualquier vida. Podemos ver que no es algo que se practica mediante una mera reflexión ocasional, sino que debe ser una meditación repetida, de manera que puedan obtenerse los beneficios posibles.




Comments