MEDITACIÓN DE LA BODHICHITA CON LOS 4 INCONMENSURABLES

 

La Bodhichita es la energía en la Mente Pura (el Corazón de nuestra naturaleza) que recibimos y proyectamos cuando andamos en el camino correcto y natural. Esta energía es acumulable manifestándose en los llamados 4 Inconmensurables:
 
Alegría (por los otros)
Compasión 
Afecto Benevolente
Ecuanimidad
 
El propósito es generar e irradiar la energía de estos 4 estados que nos ayudan a cultivar las actitudes, intenciones y acciones correctas a lo largo del día.
 
 
Puedes hacer esta meditación con sinceridad sin la presencia de la mente como preparación para cada día.
 
 
Captura la esencia de la práctica con esta visualización:

Budas y bodhisattvas irradian rayos de luz blanca que llenan nuestro cuerpo y mente y purifican nuestro karma destructivo. Al finalizar, hemos de pensar que hemos purificado todas nuestras faltas y que nuestro cuerpo se transforma en luz.

De los corazones (la Mente pura) de los Maestros Espirituales desciende néctar de un amarillo dorado, que se absorbe en nuestro cuerpo y mente. Este néctar incrementa nuestras realizaciones espirituales, espacio de vida, méritos y virtudes.

 

GENERACIÓN DE BODHICHITA

 Recitación: "Desde tiempo sin principio he estado padeciendo sin cesar todo tipo de malestar y sufrimientos.

 Sin libertad ni elección, una y otra vez, he tenido que experimentar las calamidades propias de cada uno de los reinos de renacimiento sin control.

 Ahora he obtenido esta preciosa existencia humana dotada de los dones y las libertades, y he descubierto el Dharma. Ahora poseo la extraordinaria oportunidad de despertar mediante la práctica del Dharma.

A pesar de ello, no me es fácil avanzar por el camino porque mi mente está ofuscada por los engaños, lo que me impide lograr realizaciones. Tampoco tengo la certeza de que vaya a disfrutar por mucho tiempo de esta oportunidad, porque el momento de mi muerte es incierto. Si he de morir hoy o dentro de unos meses, no podré controlar el proceso de mi muerte ni el renacimiento de mi energía kármica.

  Por lo tanto, he de aprovechar esta oportunidad para alcanzar la liberación.

 No soy la única persona atrapada en esta miserable situación de dolor e insatisfacción. Todo ser sintiente que vaga errante por los reinos del samsara ha sido, en un tiempo dado, mi propia y querida madre, y todos ellos han de experimentar los mismos sufrimientos que yo.

 Por lo tanto, he de esforzarme para liberarlos. Puesto que solamente las Tres Joyas (Buda, Dharma y Sangha) poseen el verdadero poder para protegernos y ayudarnos, voy a refugiarme en ellas desde lo más profundo de mi corazón para poder liberar a todos los seres sintientes de sus sufrimientos.

 

¿Qué pasará cuando alcance el Despertar? Habré desarrollado todas las buenas cualidades y me habré liberado de todos mis sufrimientos, obstáculos, y faltas. Tendré perfecta habilidad para ayudar a los demás seres. Podré generar a partir de mi cuerpo tantas cualidades como seres sintientes y las utilizaré para socorrerlos.

Al igual que una sola luna brillando en el cielo se refleja en todos los lagos y las aguas de este mundo, cuando alcance el Despertar mis cualidades se manifestarán por doquier y protegerán a todos los seres sintientes.

Que por los méritos que acumule con la práctica de la generosidad (sin Identidad) y otras perfecciones, alcance el estado de Buda para beneficiar a todos los seres sintientes".

 

Visualizamos a Buda sintiéndose complacido, que se funde en nuestra coronilla y llega al corazón donde purifica todas nuestras faltas y velos.
 
De los corazones de todos los seres sagrados irradian rayos de luz e invitan a los Seres de Sabiduría ante nuestra presencia, los cuales aparecen inseparables del espacio que visualizamos ante nosotros con todos los seres alrededor.
 
Entonces nos transformamos en Buda. De nuestro cuerpo irradiamos rayos de luz en todas las direcciones, que alcanzan a cada uno de los seres sintientes y purifican sus faltas y obstrucciones. A continuación todos los seres se funden en luz y se transforman en Buda.

 

 GENERACIÓN DE LA MOTIVACIÓN DE LA BODHICHITA

Recitación: "Ahora voy a desarrollar confianza y respeto hacia mi Guía Espiritual, y de este modo beneficiar a los demás, construyendo los cimientos sobre los cuales voy a edificar el resto de mis realizaciones espirituales de las etapas de este camino del Dharma".

 

 LOS 4 INCONMENSURABLES

Ahora dedica un tiempo definido a cada uno de los 4 Inconmensurables. Comienza cada uno con una recitación en voz alta, que al principio te ayudará en la determinación para esforzarte. Cuando ya tengas una cierta práctica y entiendas bien qué es cada uno, no es necesario repetir las palabras, bastaría con conectar con el sentido interno de las mismas. Continúa cada uno con una meditación específica, dirigida a todos los seres que sientes a tu alrededor y dentro de ti.

 

LA ALEGRÍA INCONMENSURABLE

Recitación: "Todos estos seres buscan la felicidad que es falsa, pero la mayoría desconoce a qué es debido (la Identidad) y los pocos que lo saben tienen dificultades para dejarla.
 
La auténtica Alegría no se experimenta por algo de uno mismo sino por el estado alegre de los demás.

 ¡Qué maravilloso sería si todos conocieran la verdadera Alegría natural, que dejaran de perseguir el imposible de su felicidad personal y nadie fuera desposeído del gozo supremo de la liberación!.

 Que todos los seres nunca sean desposeídos del gran gozo!
Voy a esforzarme para conseguirlo.

 ¡Oh Budas y Guías Espirituales! Bendecidme, por favor, para que lo consiga".

Meditación: Comienza sintiendo a los seres en camino con una actitud de auténtica Alegría con asombro ante la vida. Su Alegría te alcanza y te traspasa, hacen que la sientas como tuya propia, observa cómo surge dentro de ti. Simplemente estás alegre porque otros son alegres. Luego dirige esta Alegría hacia todos los demás para compartirla sin límites y sin obstáculos, ellos la sentirán. Siente que la Alegría no es realmente tuya ni de nadie personal, es solo un estado del conjunto de la Sangha por estar en camino.

 

  LA COMPASIÓN INCONMENSURABLE

Recitación: "Todos estos seres tienen múltiples preocupaciones y miedo al sufrimiento y desean liberarse de él. No obstante, debido a su ignorancia, continúan sus intenciones destructivas para ellos mismos y los demás, lo que constituye la causa misma de su sufrimiento.

¡Qué maravilloso sería que todos los seres se liberasen del sufrimiento y su causa!.

Que todos los seres se liberen del sufrimiento y generen intenciones de ayudar a los demás!

Voy a esforzarme para conseguirlo.

¡Oh Budas y Guías Espirituales! Bendecidme, por favor, para que lo consiga".

 
 Meditación: Observa cómo los seres que sufren son incapaces de ver su propia naturaleza y la de los demás. Siente que esta ignorancia es la base de su ceguera. Fíjate que así crean sus obstáculos y restricciones, provocando más sufrimientos.

Mira fijamente bajo la máscara de sus Identidades la naturaleza intacta sin Identidad, que no sufre y no crea las condiciones problemáticas. Imagina que ellos mismos pueden aprender a quitarse esa manta de encima y ser libres del sufrimiento.

 

 EL AFECTO BENEVOLENTE INCONMENSURABLE

Recitación: "Todos estos seres actúan con la idea del amor que tiene una base en los propios placeres, y sienten una virtud falsa, pero la mayoría desconoce cuál es su causa (la Identidad) y los pocos que lo saben evitan la batalla difícil con Mara necesaria para encontrar el verdadero Afecto Benevolente.

¡Qué maravilloso sería que todos los seres renunciaran al amor contaminado y su causa! (la Identidad) y desarrollaran el Afecto Benevolente con Acciones Rectas.

 Que todos los seres obtengan el verdadero Afecto Benevolente con bienestar!

Voy a esforzarme para conseguirlo.

 ¡Oh Budas y Guías Espirituales! Bendecidme, por favor, para que lo consiga".
 

Meditación: Observa a los seres sintientes que experimentan el amor egoísta manchado y pretenden ser recompensados con más amor externo. Siente que eso no puede ayudarles a sentir una tranquilidad y un bienestar profundo y duradero. Permite que tu impulso de ayudarles llegue hasta ellos en forma de Afecto Benevolente, que les empuje a dejar sus apegos y sean libres con sus propias acciones benevolentes.

 

LA ECUANIMIDAD INCONMENSURABLE

Recitación: "En un tiempo dado, en sus vidas anteriores, todos los seres sintientes han mantenido una relación entre ellos de madre e hijo; ahora no son capaces de recordarlo y generan apego, odio o indiferencia entre ellos, sintiéndose cerca de unos y distantes de otros.

El odio y el apego les motivan a cometer acciones perjudiciales y, en consecuencia, siguen experimentando problemas. Si todos desarrollaran el sentido de la Ecuanimidad, no estarían dominados por estas pasiones y lograrían encontrar la liberación del sufrimiento.

 ¡Qué maravilloso sería si todos los seres sintientes lograsen Ecuanimidad, libres de odio y de apego, sin sentirse cerca de unos ni distantes de otros!
Que todos los seres logren Ecuanimidad hacia los demás!

 Voy a esforzarme para conseguir.

¡Oh Budas y Guías Espirituales! bendecidme, por favor, para que lo consiga".

Meditación: Observa tu mente que se siente feliz cuando las cosas van aparentemente bien y te sonríen, y se molesta cuando las cosas se tuercen sin cumplir tus expectativas. Decide aparcar esa energía perniciosa y permite que emerja la Ecuanimidad sin indiferencia intelectual, como una forma de mantener los estados anteriores de Alegría natural, Compasión para ayudar y Benevolencia hacia todos, sin importar las consecuencias agradables o desagradables.

  

Ahora comienza el nuevo día... conservando la motivación de la Bodhichita con una mente abierta y flexible.
 
Que sea para el beneficio de todos los seres.
 

 
 

 
Otra versión de la Meditación de la Bodhichita
 

I. Afecto Benevolente Inconmensurable

El Afecto benevolente es generar el impulso de que todos los seres sintientes gocen de un auténtico bienestar y una mente libre.

Para propiciar este sentimiento en nosotros mismos experimentamos un intenso afecto hacia el inconmensurable número de seres sintientes que están en todo el espacio. Para que el afecto se desarrolle debemos primero generar un amor que provenga del corazón y que considere a los demás. Con el propósito de incrementarlo, examinemos la bondad que han tenido todos los seres hacia nosotros y dejemos que nuestro corazón se abra con una enorme gratitud que puede generar Acciones rectas.

 

 

Práctica

1. Bondad y gratitud

Reflexiona sobre los siguientes puntos, para que comprendas la bondad y los beneficios que hemos recibido de los demás. Ejemplifica cada punto con pasajes específicos de tu vida:

1. Nuestros familiares y amigos nos han dado bienes, ayuda, ánimo, apoyo, etc.; considera lo que has recibido, no para incrementar tu apego a los bienes y las personas, sino para reconocer las dádivas recibidas, como actos de la bondad humana.

2. Nuestros padres nos han dado este cuerpo, nos han protegido del peligro desde que éramos pequeños, nos han mantenido y nos han enseñado desde caminar hasta los modales de conducta para relacionarnos con los demás.

3. Nuestros maestros nos han educado y enseñado, por ellos conocemos desde el escribir hasta los conocimientos, habilidades, destrezas y técnicas que han desarrollado nuestro talento, el cual nos ha permitido obtener el adiestramiento intelectual que ahora gozamos.

4. Los extraños nos han ayudado de múltiples maneras con sus trabajos: han fabricado y transportado todas las cosas que usamos; han construido las ciudades, las calles, las carreteras, las casas, todo lo que necesitamos para vivir; han cultivado y elaborado todos los alimentos que requerimos; en fin, sin sus esfuerzos la sociedad y nosotros no podríamos sobrevivir, ni estar aquí practicando el Dharma.

5. Las personas con quienes hemos tenido dificultades, nos han ayudado a darnos cuenta cuáles son nuestras intolerancias, rigidez y neurosis, y al conocerlas, mejorarlas y eliminarlas. Por ello, las personas que nos han lastimado, nos han dado la oportunidad de desarrollar la paciencia, la tolerancia y la compasión, cualidades esenciales para progresar en el camino.

6. Piensa: "todos los seres de nuestras innumerables vidas pasadas fueron nuestros padres y madres y nos tuvieron una increíble bondad en todo momento."


2. Afecto benevolente

Antes de generar el impulso para qye todos los seres gocen del bienestar y sus causas, piensa en el significado que tiene el término: "felicidad", así como, los distintos tipos de felicidad que hay: está la felicidad temporal que se experimenta en la existencia cíclica (pero que está sujeta al cambio) y la felicidad última que viene con la práctica del Dharma. Ahora, examina los siguientes puntos.

En cada apartado, piensa en personas conocidas y desarrolla los siguientes pensamientos y sentimientos positivos hacia ellos; después, expándelos hacia un grupo entero.

1. Empieza generando hacia ti mismo el estar bien y ser feliz, no de forma egoísta, sino porque te respetas y te cuidas, porque eres uno de los seres sintientes.

2. Genera el impulso de que todos tus amigos y familiares tengan bienestar y que tengan la felicidad duradera. Piensa, imagina y siente: "¡Qué todos mis amigos, familiares y todas las personas que han sido amables y bondadosas conmigo tengan bienestar y sus causas! ¡Qué estén libres del sufrimiento, la confusión y el miedo! ¡Qué tengan calma y paz en sus corazones!"

3. Siente lo mismo para aquellos que consideras como extraños.

4. Expande todavía más este gran sentimiento hacia quienes te han lastimado o con quienes no te llevas bien. Reconoce que están experimentando dolor y confusión, por ello tienen una conducta negativa y dañan a otros. ¡Qué maravilloso sería que ellos pudieran estar libres de estos estados perturbados!

5. Extiende tu amor hacia todos los seres sintientes que residen en todas las direcciones del espacio, en todos los reinos de existencia.


II. Compasión Inconmensurable

Que todos los seres estén liberados del sufrimiento y de sus causas (las Identidades).

Intercambiarse con los otros

La compasión es el impulso interno de que los otros estén libres del dolor y de sus causas. Piensa ¡ qué maravilloso sería si todos los demás estuvieran libres del sufrimiento!

Envía la compasión que es la energía que puede ayudar a la persona a liberarse a sí misma de las Identidades. Genera el impulso interno de que los demás disfruten de aquello que para ti, de acuerdo con el Dharma, es lo más importante y lo más preciado.

 

Práctica

1. Considera que el sufrimiento es sufrimiento, no importa quien lo padezca, es algo que debe eliminarse.

2. Examina que, debido a la familiaridad que le tienes a tu cuerpo, te aferras a él y lo identificas como "el mío" y como "el yo". Considera que en realidad los genes de tu cuerpo provienen de tus padres y que su crecimiento se produjo por los distintos alimentos que lo nutrieron, los cuales proceden del trabajo de otros seres. Al familiarizar a tu mente con el anterior concepto, la entrenas para considerar que el cuerpo de los otros es como el tuyo y por lo tanto apreciarlos.

1. Compasión

La compasión es el impulso interno de que todos los seres sintientes estén libres del sufrimiento y de sus causas; para experimentarla debemos distinguir el sufrimiento que nosotros padecemos y el impulso interno de querer estar libres de él. Examina los siguientes puntos:

Personas bajo la influencia de la identidad de hostilidad

Recuerda un tiempo, en el cual estabas totalmente dominado por el enojo, la rabia y por la venganza, este estado mental era un estado de sufrimiento. Ahora, imagina estar toda tu vida bajo el control del enojo, del miedo y del dolor, sería un mundo de bestias salvajes, por ello, generar el impulso de estar libre de estos conflictos. Piensa que otros están aprisionados por estos sentimientos negativos y generar el impulso de que también ellos se liberen.

Personas bajo la influencia de la identidad de codicia

Recuerda un tiempo, en el cual estabas bajo el control del deseo, te aferrabas y necesitabas con vehemencia el objeto de tu deseo, pero no lo podías obtener, por ello experimentabas una enorme frustración. Ahora, imagina vivir toda tu vida con esta misma ansiedad e insatisfacción; tal es el reino de los espíritus hambrientos. Determina ser libre de este mundo del deseo. Piensa en que también otros tienen esta experiencia y necesitan que se liberen de ella.

Personas bajo la influencia de la identidad de codicia

Recuerda un tiempo, en el cual tenías insoportables celos de la fortuna de otros y te atormentaban y no podías soportar la envidia que sentías. Ahora, imagina que los celos se conviertan en la conducta permanente de toda tu vida y que te torturan siempre, y que todos tienen esta experiencia; tal es el mundo de los semi-dioses. Decide liberarte de ellos. Piensa que otros están apresados por los celos, deséales que también se liberen de éstos.

Personas bajo la influencia de la identidad de confusión

Recuerda un tiempo, en el cual tu mente estaba ofuscada, confusa y con ignorancia y estupidez, por lo que no pensabas con claridad. Ahora, imagina vivir siempre en este estado de estupidez, y que todos tienen esta experiencia; tal es la condición que tienen los demonios. Considera que otros tienen la misma vivencia negativa. Generar el impulso de ser libre de tal estado. Generar el impulso de que también ellos sean libres.

Todas las personas

Recuerda un tiempo, en el cual estabas inmerso en una gran felicidad y placer y que tu atención estaba embelesada por estos sentimientos. Ahora, imagina vivir en este estado, en el cual tu mente no pensaba en las causas y los efectos de los actos, ni consideraba el bienestar de los demás, ni reflexionaba sobre la naturaleza de la realidad, porque estaba absorta en una felicidad permanente; tal como es el estado en el que viven los dioses.

Pero que cuando el placer termine te agobiará el remordimiento y la decepción; así, también lo experimentan los dioses. Decide liberarte de este estado. Piensa que otros tienen esta vivencia y desea que también se liberen de ella.

 

III. Alegría Inconmensurable

Ser alegre por la alegría de otros.

Intercambiarse con los otros

El regocijarse es el antídoto, un camino para crear potenciales positivos y una manera de hacer de nuestra mente, una mente feliz.

 

 

Práctica

Regocíjate por la alegría y el talento que poseen los seres sintientes; empieza con las personas que conoces, como aquellos que quieres (familiares y amigos) y después con los extraños, luego con aquellos que te han lastimado o con aquellos con quienes no te llevas bien. Más tarde, expande este sentimiento a todos los seres sintientes. Finalmente regocíjate de la alegría obtenida por los Arhats (seres humanos libres de Identidad), Bodhisattvas y Budas.

Regocíjate por las múltiples virtudes de todos los seres sintientes, de los Arhats y Bodhisattvas y de los Budas. Piensa en los actos específicos y virtuosos que ellos llevan a cabo, como sus actos, sus palabras, sus pensamientos, sus sentimientos y sus aspiraciones, y siéntete alegre por ello.

 

 

IV. Ecuanimidad Inconmensurable

Cuando se trabaja con las meditaciones de los cuatro inconmensurables, se toma la envidia y las actitudes conflictivas de los seres sintientes cuando meditamos en la ecuanimidad.

 

Práctica

1. Genera el impulso de que todos los seres sintientes, tal como tu mismo, tus amigos, tus familiares, los extraños, las personas desagradables y todos los seres de todos los reinos del Samsara, estén libres de la envidia, del apego, del enojo y los prejuicios; estos sentimientos conflictivos son los que nos hacen sentir que algunos seres nos son cercanos y otros nos son lejanos.

2. Genera el impulso de que todos los seres estén libres de la agitación que es provocada por los ocho intereses mundanos, que estén satisfechos, y que tengan una mente ecuánime hacia todo lo que enfrenten

3. Genera el impulso de que todos los seres estén libres del aferramiento a la existencia inherente de los objetos y a la existencia inherente de la mente que los percibe. Genera el impulso de que alcancen el entendimiento del vacío y que consideren a todos los fenómenos a través de la visión del vacío.


Ahora sigue los siguientes pasos:

 

1. Visualiza a una persona o a un grupo de personas conocidas frente a ti, y considera los distintos sufrimientos que experimentan. Toma sobre ti sus problemas y confusión en forma de un humo negro que sale de sus cabezas, el cual lo inhalas.

2. Este humo se transforma en un rayo de luz que golpea y rompe con fuerza todo el egoísmo, la confusión y la ignorancia que tienes en el centro de tu corazón como una zona oscura y espesa.

3. Entonces, siente el espacio abierto, en el que no hay concepciones erróneas, ni aferramiento a tu identidad, ni a cualquier fenómeno.

4. En el espacio, visualiza una luz blanca que irradia su luminosidad a todos los seres, y que esta luz incrementa y trasforma tu cuerpo, tus posesiones, y tus potenciales positivos en aquello que los demás necesitan, y se los das. Puedes visualizar progresivamente que tu cuerpo se trasforma en la identidad que la otra persona necesita, que tus posesiones se convierten en los objetos que los demás requieren y que tus potenciales positivos se cambian en las circunstancias conductivas -tanto externas como internas- que necesitan los demás para practicar el Dharma, para realizar actos positivos y transformarse en Budas.

5. Imagina que ellos están satisfechos y felices, que tienen la felicidad perdurable natural. Regocíjate de tu capacidad de haberlos hecho felices.

 

 
 
Comments